La sombra del Caos

1. Llegada a Costafría.

Los hilos del destino se entrelazan cuando, un simple barco pesquero, transporta a cinco singulares individuos hasta el pueblo de Costafría, un pequeño pueblo al sur de Norsca. Cansados por el trayecto, descansarán esa noche en la posada, preparando sus cuerpos y sus mentes para su primer día en el duro norte.
_______________________________________________________________________________________

El mar está en calma, a la puesta de sol y pronto se divisa en la lejanía la silueta del lugar al que los héroes se dirijen. El pueblo es pequeño y se distinguen varias embarcaciones similares a la suya; eso junto a las suaves y casi peladas colinas que rodean las casitas no dejan lugar a duda de que los habitantes del lugar viven de la pesca.

  • Un extraño a bordo.
    Mientras los pasajeros de la embarcación están preparándose para desembarcar, uno de nuestros héroes, Urgrim, decide bajar a la bodega en busca de comida. Para su sorpresa, la puerta está atrancada. A pesar de que no sería difícil desatrancarla, decide llamar antes a la puera. No recibe respuesta, pero sí escucha a través de la madera el suave susurro de dos respiraciones, por lo que decide abrir la puerta.
    En el interior, intentando por todos los medios no llamar la atención, se encuentran Hex Kai y su montura, aunque no lo consiguen, pues Urgrim es capaz de distinguir la silueta del encapuchado y la figura del animal deslizándose entre las sombras; mas la percepción del enano no le permite captar más detalles acerca de los ocupantes de la bodega, por lo que decide marcharse del lugar, no sin antes haber saqueado algo de pesado salado.
  • Llegada al pueblo.
    Aunque los héroes viajaban en el mismo barco, e incluso dos de ellos — Urgrim y Alane — compartían habitación, pero a penas ha habido contacto entre ellos, por lo que, aunque no se separan mucho unos de otros, deciden hacer cosas distintas una vez en Costafría 1:
    - Will y Blaktaiz se acercan al mercado a buscar comida,
    - Urgrim busca la posada para encontrar alojamiento lo antes posible
    - y Alane busca a alguien a quien preguntar sobre el pueblo y los alrededores.
    A pesar de sus esfuerzos, los cuatro todavía están algo aturdidos tras el viaje y la tierra de Norsca los recibe con desorientación y confusión, por lo que ( momento épico) se tambalean perdidos por el puerto durante horas.
  • La traición del capitán.
    Mientras tanto, en la bodega se abre una puerta que está al final de la misma: es la señal para Hex Kai de que puede abandonar el barco. Atraviesa la puerta, pero de repente nota como el aire a su alrededor cambia y se llena de traición. Se gira a tiempo para ver cómo el capitán del barco le ataca por la espalda. Tras una breve refriega, el hombre lagarto consigue sacar su cerbatana al tiempo que su montura, un gélido, ataca, y entre los dos acaban con la vida del traidor. Hex Kai desvalija el cuerpo, todavía caliente, y lo ata a una piedra — que parecía hacer las veces de ancla — para después arrojarlo al mar.
    Con el sabor agridulce que le ha dejado esta situación, Hex Kai se dirige hacia el pueblo.
  • En la posada
    Mientras tanto, Hex Kai alcanza la puerta de la posada, en la que ata a su gélido y entra en el local para conseguir comida para él y su montura. Ya dentro, Hex Kai se sienta al lado de Urgrim, quien está en la barra con una gran jarra de licor. Urgrim reconoce la túnica que viste el eslizón, por lo que cuando este pide un trozo de carne cruda y sale de la taberna, el enano lo sigue para ver qué trama, pero cuando ve que sencillamente alimenta a un gélido en la puerta, vuelve al interior, aunque preguntándose por la identidad del encapuchado; Hex Kai tampoco pasa por alto la presencia de Urgrim, al cual recuerda del barco.
    En la otra esquina de la taberna la elfa se encuentra sentada sola observando a unos tipos rudos que hablan en lengua nórdica, mas sus conocimientos de lenguaje no eran lo suficientemente amplios como para entenderlos.
    En ese momento entran Blaktaiz y Will. El primero de estos alquila una de las dos habitaciones que aún están libres y discute con el posadero al intentar cocinar los pescados en la chimenea de la taberna, por lo que decide cocinarlos en el brasero de su habitación. Will, por su parte, tras pedir una jarra de licor, se sienta junto a la elfa e intenta iniciar una amigable conversación. A pesar de que la primera impresión es bastante buena, y ella se muestra amigable con Will al tiempo que pide la cena, un desafortunado comentario del humano, junto con el hecho de que la elfa tenía intención de hablar con Urgrim sobre el extraño encapuchado antes de que llegara el soldado, la irrita y se despide de “malas maneras” del humano, dejando su plato intacto. Pide al posadero una habitación y se queda con la otra que quedaba libre. De camino, una puerta se abre y aparece Blaktaiaz – seguido de un ligero olor a pescado cocinado –para preguntarle si ha llamado a la puerta, puesto que es lo que a él le había parecido. Ante la negativa de Alane, el elfo se disculpa, cierra la puerta sin despedirse y ella retoma el camino hacia su habitación.
    Tras la marcha de Alane, Will apura su vaso y pide al posadero habitación. Solo quedan dos camas libres, cada una en una habitación distinta, y, sin saberlo, el soldado elige la de la habitación de Alane. Antes de dirigirse a su habitación, invita a Urgrim, quien está todavía sentado en la barra, a una jarra de licor.
    Hex Kai, por su parte, tras alimentar a su gélido, alquila la cuadra, donde pasará la noche con su montura.

1 Si quieres saber dónde está, puedes ir aquí

Comments

MundosProhibidos

I'm sorry, but we no longer support this web browser. Please upgrade your browser or install Chrome or Firefox to enjoy the full functionality of this site.